Este es la comunidad SacemBord una comunidad la cual esta destinada a convivir y ha divertirse.


No estás conectado. Conéctate o registrate

Mi descenso a los infiernos —•»

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 Mi descenso a los infiernos —•» el Vie Abr 08, 2011 8:26 pm

Alex_Cotizero


Hacha de Plata Doble
Mi descendo de los infiernos

Ahora estoy avanzando por este viejo y sucio pasillo, con la cabeza baja, con estas esposas apretadas es las muñecas y con estos 4 guardas a mi lado... todo esta en silencio... tan solo se escuchan los pasos acompasados, sin prisas pero sin pausa alguna.
Nos detenemos ante una puerta metálica, uno de los guardas se adelanta, saca una llave y abre la puerta, miro con resignación lo que me espera; la silla eléctrica.
Uno de los guardas me pega un pequeño empujón para que me adelante hacia mi muerte. Me quitan las esposas, me sientan en la silla, me atan pies y manos, humedecen mi frente y mi cabeza...
Por fin vas a pagar por lo que has hecho dice uno de los guardas, Padre, dele la extrema unción.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo...
Y mientras el padre dice esto me hundo en mis pensamientos y recuerdo porqué estoy aquí: yo tenia un problema psicológico, esquizofrenia, la más elevada. Y en un ataque de locura asesiné a mis cuatro vecinos, me metí en su casa de noche, con un cuchillo jamonero en las manos forzando la puerta trasera. Avancé por la cocina y accedí al comedor silenciosamente, allí se encontraba el hijo pequeño de la casa viendo la televisión, le cogí por el pelo lo levanté un poco y le pase el cuchillo por la garganta ocasionandole un profundo corte de donde brotó su vida. Cuando el niño dejó de tener espasmos, subí las escaleras y abrí la primera puerta que ante mi se hallaba. Detrás de ella estaba la hijo mayor, en la cama, me acerqué a ella y le clave 13 puñaladas en el abdomen y cuando murió, una sonrisa diabólica se dibujó en mis labios; ¿a caso disfrutaba con aquello? La respuesta era que si.
Seguí con mi carnicería entrando en la habitación de los padres y, parece ser que la madre tenia el sueño muy ligero y se despertó con el gruñir de la puerta y el crujir de la madera a mis pasos. Nada más ver mi estampa, cogió el teléfono y llamó a la policía, pero tubo tiempo de hablar; le corté la garganta y le saqué la lengua para enseñársela antes de morir. Y al padre que allí al lado se encontraba, paralizado por ver a su mujer sin garganta le tocó la peor parte; me lo llevé arrastras hasta el lavabo, lo colgué de las cortinass de la ducha con un cinturón y lo abrí en canal para sacarlé todos los órganos y los intestinos.


Y recordado esto, un guarda accionó el interruptor que dió paso a la electricidad y experimenté 5 segundos de terrible dolor, y luego me desperté en un oscuro sitio con una niebla espesa, empecé a caminar en linea recta, o al menos, eso me parecía.
Al rato de caminar, topé con otra persona, la miré y luego me miré a mi; no había vida en nuestros cuerpos, pues eran transparentes, como el de un fantasma. No había duda, estaba en el infierno.
Empecé a seguir a aquella alma errante hasta llegar a unas inmensas puertas negras adornadas con calaveras y huesos, las puertas del infierno pensé yo, se abrieron lentamente y tras ellas, nos esperaba un ser con una túnica negra con capucha y una guadaña sobre su espalda. Nos hizó señas con una mano para que entraramos, que fue lo que hicimos, y a cada paso, se podía percibir aún más el olor a azufre, el peso en los hombros y los infinitos gritos de dolor de otras almas que estaban siendo torturadas. Y así comenzaba mi eterno castigo.

Ver perfil de usuario http://sacembord.activoforo.net/

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.